Tienda mp3

Lui Lamas: Don

jueves, 2 de abril de 2015

ACONDICIONAMIENTO ACÚSTICO

Hace pocos días hablábamos sobre el sonido que percibimos dentro de un coche. De las particularidades que nos ofrece los absorbentes y difusores del entorno natural del espacio interior del vehículo.

¿Sabes que este sonido lo puedes tener e incluso mejorar en tu casa??

En este primer capítulo repasaremos los tres tipos de acondicionamiento acústico que deberíamos incluir en nuestro sitio de escucha, ya sea un estudio, local, habitación, salón…

Hay varias opciones y posibilidades de acondicionar, con elementos decorativos estándar o elementos fabricados para este fin ya sean más básicos o estén diseñados de manera que la inserción en determinados espacios sea completamente adecuada a la decoración del entorno.

Tendremos en cuenta tres principios de acondicionamiento que serán: ABSORCIÓN, REFLEXIÓN y DIFUSIÓN, cada uno tiene su función.

Los absorbentes se encargarán de quedarse con determinadas frecuencias según su diseño e impedir que lleguen a nuestros oídos o percepción física y se fabrican con materiales porosos, espumosos y blanditos.

Normalmente  absorberán las frecuencias bajas, bajos, bombos de batería, en definitiva los sonidos más graves.



Los reflectores son elementos diseñados para conseguir direccionar el sonido de tal forma que nos lleguen los sonidos de manera homogénea y así compensar el entorno sonoro de la sala donde hagamos la escucha. Se suelen fabricar con materiales lisos ligeramente curvados para que no rompan ninguna onda, si no que la reflejen como si fuera un espejo.



Los difusores se van a encargar de dispersar las frecuencias más directas, normalmente los sonidos agudos y percibirlos no antes que los graves que viajan más lentos en el aire. Los encontraremos fabricados formando algo parecido a unas celdas o poliedros en madera, polietireno, hasta podremos encontrarlos elaborados con piedra.



Esta es la introducción a los encargados que conseguir una escucha homogénea en nuestro espacio musical, en el próximo post detallaremos tipos y vamos a proponer varios diseños de cada uno de los elementos mencionados para que consigáis integrarlos en vuestra sala.

¡Ummmmm!! los cartones contenedores de huevos os adelanto que son unos mediocres difusores, pero no son útiles para mucho más y son peligrosos ya que son altamente combustibles y los colchones son elementos absorbentes.

Ninguno de estos materiales trata de insonorizar o inhibir el sonido, solo consigue el equilibrio necesario para escuchar todos los matices de una pieza musical.

¿Quieres conocer en profundidad estos elementos?, ¡la próxima entrada profundiza en ellos para no dejar ningún secreto!!



Lluís Lamas

No hay comentarios:

Publicar un comentario